martes, 24 de febrero de 2015

¿Yé un barómetru la mio taza de café?

   La sociedá d’anguaño xira cada vegada más alredor d’internet, que mueve una cantidá d’información pergrande, poro, ésta nun ye toda de la mesma calidá, nin tien el mesmo valor, la rede ta enllena de falses creencies, mitos e informaciones trafucaes. Hai páxinas de tou tipu, y munches dicen barbaridaes, incluso delles dedicaes a la divulgación científica, vamos velo con un exemplu.
    Navegaba a la deriva n’internet, mentantes tomaba’l café de media tarde, cuando escribí nel buscador “café ciencia”. Atopó millones de resultaos, y una de les primeres páxines qu’apaeció, yera un blogue, taba encabezada asina: “Cómo predecir el tiempo con un taza de café”. Llamome muncho l’atención, pues teo interés na meteoroloxía práutica, y préstame conocer métodos cenciellos colos qu’aguriar los pequeños cambeos a cortu plazu. Según aquel blog, en función del comportamientu de les gorgoxes que apaecen al escanciar el café (o cualquier otru llíquidu) nuna taza podía conocese’l comportamientu de l’atmosfera nes siguientes doce hores, l’efeuto resultóme chocante, poro, ¿podía enfotar n’él? Yo nun suelo creeme les coses que veo n’internet de bones a primeres, amás sonabame un poco como los métodos de les bruxes da auriar el futuru na borra’l café, polo que decidí comprobar el métodu col fin de aceutarlo o refugalo.
¿yé la mio taza un barómetru?

    La predicción del tiempu pente medies de les gorgoxes nel café, según la información del blogue, sofitábase nel estáu de la presión atmostéfica, si había baxes presiones les gorgoxes quedaben centru, si yeren altes migraben hacia les paredes de la taza, talmente como si la presión les emburriase, si yera verdá la presión atmosférica d’esi día y la distancia au llegaben les gorgoxen habían de tar venceyaes. Decidí entamar a recoyer cada mañana los datos de presión atmosférica y distancia a la que les gorgoxes llegaben respeuto del centru de la taza, traté de sistematizar el ritual de servir el café col fin de que la forma de servir ésti nun fuese una variable más, lo que valió pa que la mio muyer punxerame’l nomatu, otra vegada, d’escéntricu. Too esto tenía un fin, recoyer una amuesa grande para poder estudiar si taben venceyaes la presión y la distancia. Pa analizar los datos use un coeficiente de correllación, un método qu’amás de nun ser abegosu de facer (cualesquier fueya de cálculu tien esti preseu) ye perfiable, vamos dalgo más d’esti métodu.
    En ciencia son munches les ocasiones nes que lo que se busca ye atopar si dos variables tán o no venceyaes ente elles, y si les dos variables cambien a la vez, bien sía de forma positiva, cuando les dos aumenten a la par, o negativa, cuando una aumenta y otra amenorga, esto ye lo que midi’l coeficiente de correllación, cuánto y de qué manera tan venceyaes les dos variables. Ye un preseu perusáu, y munches de les investigaciones qu’apaecen nes noticies sofiten los sos resultaos en pruebes de correlación, poro, en munches ocasiones, sobre tou cuando la información queda’n manos de los periodistes, tiéndese a asociar qu’el cambeo nuna ye la causante de la otra, cuando nun siempre ye asina, en munchos casos suel haber otres variables venceyaes a éstes, que son les verdaderes causantes de esa relación, imaxinemos por exemplu qu’estudiamos la esperanza de vida d’un grupu de presones y el consumu d’una bebida refrescante llamada Tonta-loca, y atopamos qu’hai correlación negativa ente beber el refrescu y la esperanza de vida, ye dicir que los que beben muncho muerren anties, estos resultaos nun quieren dicir que la bebida mesma seya la causante de la muerte, lo más fácil ye que les presones que más beban esi refrescu amás tean otres zunes poco saludables como tener una dieta hipercalórica, esti ye un exemplu namás, poro ye percomún que nos medios xeneralicense los resultaos d’estos análisis, otres vegaes son los propios investigadores los que sensacionallicen los resultaos pa da-y visibilidá nos medios la so investigación, anque son los menos, asina que cuidáu al usar o interpretar el coeficiente de correllación.
    Polo común, anties de facer nengún cálculu suel facese un gráficu au se representes les dos variables por pares, nun diagrama de dispersión como los siguientes, nos que simulo los dellos resultados de les posibilidaes que podía atopar nel estudiu de les gorgoxes, siendo los datos de la presión los reales y los de la distancia a les que llegaben les gorgoxes simulaos en función a la presión:
simulación de correllación positiva

simulación de nenguna correllación
   El primer casu cuenta como sedría’l diagrama si les dos variables tuviesen venceyaes de forma positiva, polo que les dos aumentaben a la vez, lo que vese perbien na direición de la reuta; nel segundo nun habría relación nenguna ente una variable y otra, polo que vemos que nun tien enclín práuticamente. Nos dos casos vemos un numberín esi ye’l coeficiente de correllación, esti siempre varía ente 1 (correlación positiva perfeuta) y -1 (correlación negativa perfeuta), siendo cero nenguna correlación, asina cuando más averáu tea’l coeficiente a los estremos más grande ye la correlación, anque hai vegaes que un coeficiete relativamente baxo pue ser estadísticamente significativu, pa eso hai tables au consultar los nuesos resultaos, anque val como norma qu’a partir d’un coeficiente de 0,4 (o -0,4) les correlaciones ya podemos entamar a pensar que les variables tienen daqué relación.
    Bono, y depués de tou esti enguedeyu, ¿qué pasó colos datos que garré? ¿Valía como barómetro la mio taza de café? La respuesta foi pernidia, un non rotundu, mira la gráfica colos datos reales:

datos atopaos nel estudiu, el mio café nun ye un barómetru
   Anque los datos de la distacia teníen daqué variación, entre 8 y 13 mm desde’l centru, esta variación nun taba pa nada venceyada cola variación de la presión atmosférica, que vese nun solo al mirar el gráficu, sinón col valor del coeficiente de correllación calculáu, 0,00XXXX. Ye más, después de dellos díes tomando datos ya entamé a ver cuálos diben ser los resultaos, y anque siguí apuntándolos cada día, entamé a facer otres pruebes, por exemplu, la distancia hasta onde llegaben les gorgoxes taba venceyada enforma col altor d’au cayía’l café al escancialu (coeficiente de correllación 0,83), tamién taba venceyáu cola densidá del llíquidu, pues probé con dellos (café con llechi, aceite y otros), anque nesti casu de forma negativa (con un resultáu de -0,69).
    Como visti la información que nos cuntaba aquella páxina (bonu y otres más, que daben la mesma información, y que parecíen copiase unes a otres) yera del tou errónea, anque yera una páxina de divulgación de ciencia, por suerte la ciencia tien los sos métodos pa refugar les faltes creencies y teoríes, y con un poquiñín d’esfuerzu pudimos ver que taben confundíos, y qu’había otros fautores que si repercudíen na distancia au llegaben les gorgoxes qu’aparecíen al escanciar el mio café.

No hay comentarios:

Publicar un comentario